Mi interés por el mundo de los tatuajes comienza cuando voy a acompañar a un amigo a tatuarse la espalda. Me dijo «¿oye porqué no te dedicas a tatuar? dibujas bien…» y la verdad es que no se me había ocurrido hasta ese momento. Decidí sacarme mi título en una academia diminuta de Madrid donde me enseñaron a trazar cuatro líneas y una infinidad de lunares y marcas que no se debían tatuar. Lo demás, lo aprendí yo sola en casa, con ayuda de muchos vídeos y aún más voluntarios que se ofrecían. Hasta que me empecé a sentir lo suficientemente relajada como para hacer varios tatuajes en un solo día. Se me empezó a dar bien de verdad, y comenzó a venir gente de lugares cada vez más lejanos a mi estudio. Además pude sumar lo aprendido con respecto a Diseño Gráfico, donde mis diseños adquirían un matiz más proporcionado y moderno. Mi mundo se abrió definitivamente cuando pude desarrollar mis bocetos con ayuda de photoshop e ilustrator, Últimamente me he visto obligada a apartarlo, he decidido enfocar mi futuro profesional al diseño web, cuya prioridad para mí es reforzarlo. Así que quién sabe si volveré algún día a las agujas, por lo pronto las he abandonado por el ratón y el boli digital. Sin embargo, no quiero dejar de lado algunos de mis trabajos que he rescatado y es por ese motivo por el que tienen también un lugar en mi web.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *